Hoy en día el que más o el que menos realiza algún tipo de transacción por internet o bien desde su ordenador, su tableta o su smartphone. Sin lugar a dudas es algo que no tiene vuelta atrás y que cada día se usa más y para los jóvenes resultaría incompresible funcionar de otra forma.

 

Esto que sin duda es un avanza de nuestra civilización tecnológica, conlleva nuevos retos y problemas a los que nos tenemos que enfrentar a diario y en la mayoría de los casos con un gran desconocimiento de los riesgos que se corren y como protegerse de ellos.

 

Existen multitud de recomendaciones sobre medidas básicas y fundamentales de autodefensa en el uso de internet y nuevas tecnologías, con abundante documentación en la red, no es esto de lo que queremos tratar aquí, aunque realizaremos un breve resumen de medidas:

– Nunca contestar correos electrónicos en los que se nos pidan contraseñas de cuentas bancarias o de usuarios de banca on-line.

– Disponer de antivirus actualizados para nuestros ordenadores, smartphone, tablets etc..

– Ser selectivo con las web en las que se navega, no pinchar en enlaces extraños o que prometen regalos o informan de premios. No entrar en web en las que no pretendíamos entrar o que engañan a los buscadores prometiendo tratar de un tema del que luego nada tienen que ver.

 

– Cuando se va a realizar una compra on-line (como protegerse de posibles estafas de internet):

1.- Verificar en la medida de lo posible que se trata de una empresa con localización física y si es en España mejor.

2.- Usar los buscadores para buscar opiniones sobre dicha empresa, su funcionamiento y seriedad a la hora de enviar los productos correctamente y de su comportamiento en caso de problemas.

3.- Buscar si dicha tienda on-line esta adscrita a arbitraje o alguna asociación tipo “confianza on-line”

4.- Usar como medio de pago o contrareembolso o para pagar con visa medios externos securizados tipo PAYPAL que ademas ofrecen una garantía extra en caso de reclamación por parte del comprador.

5.- Al recibir la mercancía NUNCA firmar el albaran sin haber comprobado que todo esta correcto, sin defectos de fabrica o daños por el transporte.

 

Pero por desgracia y a pesar de seguir estas normas básicas de comportamiento en internet, podemos sufrir suplantación de identidad, robo de dinero, robo de números de tarjetas de crédito, robo de información importante etc…

Últimamente se están detectando un aumento de casos de robo de identidad, solicitando créditos a nuestro nombre, también se están sufriendo duplicación de matrículas de coches, estafas de supuestas tiendas on-line, phising, etc..

 

Ante esto es difícil protegerse al 100% ya que ni somos expertos informáticos en seguridad ni podemos dejar de utilizar las nuevas tecnologías y en otros casos directamente la seguridad no depende de nosotros, si no de terceros, como el servidor que aloja nuestro correo o el de el comercio on-line que puede sufrir un robo de números de tarjeta etc..

 

Por consiguiente todo el mundo debería tomar una última barrera defensiva, esta barrera sería con la contratación de un seguro de protección jurídica de Familia, mediante el cual obtendremos protección legal no solo frente a las crecientes estafas de internet, si no ante cualquier circunstancia de la vida diaria. Hoy en día disponer de defensa legal es fundamental y debido a los altos costes de los servicios profesionales de abogados y de las nuevas tasas judiciales la única forma de poder contar con estos servicios a bajo coste es mediante la contratación de nuestro seguro de Protección Jurídica de Familia. Puedes contratarlo on-line o solicitar ampliación de información sin compromiso.