Lesiones comercios.jpg

Llega el mal tiempo y con él la lluvia, la nieve y el hielo en aceras y carreteras. Para algunos dueños de negocios esta temporada podría traer otro tipo de dolor de cabeza, las lesiones producidas por estos fenómenos meteorológicos en los Comercios o locales.

Llega el mal tiempo y con él las posibles lesiones

Se ha vuelto normal que la gente tenga prisa por llegar a esa oferta especial, a ese juguete que quiere mi hijo y del que sólo queda uno, las rebajas y sus aglomeraciones o simplemente ese grupo de personas que es despistada sin más. Esto significa que los clientes de cualquier negocio con local planta-calle pueda sufrir o ser protagonista de un accidente en nuestro local.

Con esta climatología aumenta el número de reclamaciones por lesiones a tiendas y comercios en estas fechas, las consultas a los mediadores de seguros sobre este tipo de cobertura y el nerviosismo de los dueños de negocios al pensar que su negocio podría verse amenazado con una denuncia, por lo que quieren saber cómo protegerse.

Si usted es dueño de un negocio le facilitamos unas preguntas que debe hacerse para evitar que se produzcan lesiones y por tanto la denuncia:

¿El comprador ha podido evitar las lesiones si no fuera por una condición peligrosa o de riesgo en la propiedad?

Esta es la cuestión principal. ¿Algo en su tienda ha podido causar esta lesión a la persona?

¿Inspeccionas periódicamente el local y proporcionas el mantenimiento adecuado?

Ningún procedimiento de gestión del riesgo es 100% infalible, pero si puede ayudar a reducir la exposición potencial.

¿Sabías, o deberías haber sabido, si existía el riesgo?

Obviamente, cualquier comportamiento negligente de tu parte podría hacerte responsable de una lesión. Si pasas por alto los riesgos evidentes o intencionalmente serás responsable por los daños causados.

¿Existe una relación entre el riesgo y el daño a los clientes?

Una vez más, la cuestión clave en Responsabilidad Civil. Por supuesto, la relación, deberá ser clara.

¿El cliente ha sufrido “daños reales”, como resultado de ….?

Será la cuestión final. Los clientes sólo podrán presentar una reclamación si han sufrido daños reales. Un desliz que no causa daño no dará lugar a indemnización.

Cuando recibas una reclamación, el primer paso, es ponerse en contacto con tu Corredor de Seguros. Tu mediador debe entender los Siniestros como un momento crítico en la relación con el cliente y cuando más necesitan tener a un equipo de personas trabajando como Socios de su negocio velando por sus intereses.

En Sure Service, tramitamos de principio a fin todo el proceso de gestión de siniestros de nuestros clientes a través de la notificación del siniestro y de las circunstancias del mismo a la compañía/s aseguradora/s así como su representación en la tramitación y resolución del siniestro, el cobro y/o liquidación del siniestro conforme a las prácticas del mercado y los términos y condiciones de la póliza.

La probabilidad de que se celebre un juicio o compensación real dependerá en gran medida de las respuestas a las anteriores preguntas y de que tengas a un buen asesor de seguros que te ayude y gestione tu Seguro de Responsabilidad Civil y coberturas.