Tradicionalmente, la sociedad ha tratado muy mal a las personas mayores, a las que, en función de una serie de estereotipos obsoletos, siempre se ha asociado con aspectos negativos como las enfermedades, soledad, residencias, fragilidad y dependencia.

Todo esto hace que nuestra predisposición hacia este colectivo esté condicionada, que nuestro trato hacia ellos esté lleno de prejuicios y no les permitamos, por ejemplo, tomar decisiones o les inutilicemos o les tratemos, incluso, como a niños pequeños.

Con el objetivo de inculcar una imagen positiva de las personas mayores, en un entorno de tolerancia y para evitar el abuso y maltrato en la vejez, el Grupo Adavir, empresa especializada en la gestión de centros para mayores, ha presentado un decálogo que fomenta el respeto hacia este sector:

1.- Respeto a su libertad: Lo primero que hay que hacer es reconocer sus derechos, sus potencialidades y su capacidad de decisión. Para ello es fundamental escuchar sus necesidades y sentimientos.

2.- Protagonista de un cuidado adecuado: El respeto a la dignidad de una persona dependiente pasan por proporcionarle una alimentación adecuada, una higiene correcta, medicamentos necesarios y asistencia médica cuando se requiere. Del mismo modo, si las circunstancias lo permiten, la persona mayor debe ser cuidada como ellos mismos quieren que les cuiden.

3.- Evitar el aislamiento: Es vital que las personas mayores sigan en contacto y disfrutando con su familia y amigos.

4.- Solidaridad intergeneracional: Educar a los más pequeños en el respeto y la ayuda mutua permitirá una cohesión total entre todas las edades.

5.- Trato igualitario y respetuoso: Se torna fundamental evitar un trato peyorativo. No hay que hablar a una persona mayor como a un niño o como si tuviesen un déficit de comprensión. Lo más correcto es dirigirnos a ellos con educación y normalidad.

6.- Romper con los estereotipos negativos: Hay que destacar el valor de “una vida llena de experiencia y conocimiento”, tener claro que ser mayor no es sinónimo de ser una persona enferma ni dependiente o que cumplir años significa disfrutar de la vida con pequeñas limitaciones capaces de superar en el día a día. Es fundamental incrementar su autoestima permitiéndoles que nos transmitan su experiencia vital en forma de consejos o conocimiento.

7.- Envejecimiento activo: Es muy importante mantener la autonomía y la independencia realizando en la medida de sus posibilidades actividades cotidianas, gratificantes y saludables. Esto es clave para que se sientan felices.

8.- Crear lazos de afecto y empatía: Todos necesitamos sentirnos escuchados y queridos. Preocuparse por cómo se sienten las personas mayores genera emociones y sentimientos por ambas partes.

9.- Involucrar en los nuevos tiempos: Estamos obligados a integrar a nuestras personas mayores ante la evolución y los cambios en la sociedad con el fin de evitar que se sientan inútiles o desplazados.

10.- Imagen positiva en los medios de comunicación: Su tratamiento contribuye, considerablemente, en la percepción que tiene la sociedad de las personas mayores. Hagamos entre todos que la imagen mejores.

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?