servicio al cliente

Un buen servicio al cliente es un elemento vital de cualquier negocio. Puedes ofrecer promociones y reducir los precios para atraer el mayor número de nuevos clientes, pero a menos que puedas conseguir que algunos de esos clientes vuelvan a tu tienda, tu negocio no será rentable por mucho tiempo.

Analizando el buen servicio al cliente

El buen servicio al cliente tiene por objetivo que los clientes vuelvan, es hacer que regresen felizmente porque tienen una opinión positiva sobre tu negocio y la comparte con otros, que pueden probar tus productos y servicios y también “corre la voz”.

Cualquier dependendiente de un Comercio puede vender un producto una vez, pero será su enfoque de servicio al cliente el que determine si podrá o no volver a vender a esa persona otra cosa. La esencia de un buen servicio al cliente está en formar una relación con los clientes, la relación que ese cliente siente que le gustaría tener.

¿Cómo se puede formar esa relación?

Recordando el verdadero secreto de un buen servicio al cliente y actuar en consecuencia:

“Los clientes nos juzgan por lo que hacemos no por lo que decimos”.

Sé que puede sonar a tópico pero proporcionar un buen servicio al cliente es una cosa simple. Si realmente quieres tener un buen servicio al cliente, todo lo que tienes que hacer es asegurarte de que su empresa sigue constantemente los siguientes consejos:


Seguros de tu negocio

Seguros para Empresas


Responder al teléfono

Programar el desvío de llamadas, o un servicio de contestador o contratar a más personal si es necesario. Pero asegúrate de que alguien está cogiendo el teléfono cuando un cliente llama a para informarse.

No hacer promesas que no puedas cumplir

La fiabilidad es una de las claves para cualquier buena relación, y la buena atención al cliente no es una excepción. Si te comprometes en un plazo de entrega, una visita al domicilio al cliente, o cualquier otro tipo de compromiso…¡cúmplelo!. De lo contrario, no lo digas.

Escucha a tus clientes

¿Hay algo más exasperante que decirle a alguien lo que quiere o cuál es su problema y luego descubrir que esa persona no ha estado prestando atención y necesita que se lo expliquen de nuevo? Desde el punto de vista del cliente, lo dudo. Deja que tu cliente hable y muéstrale que estás escuchando respondiendo apropiadamente.

Hacer frente a las quejas

A nadie le gusta escuchar quejas, y muchos de nosotros hemos desarrollado un encogimiento de hombros reflejo, diciendo: “No se puede complacer a todo el mundo todo el tiempo”. Tal vez no, pero si se presta atención a la queja, es posible que puedas complacer a esta persona, esta vez.

Ser útil aunque no haya beneficio

Piensa en esa situación en la que has pedido algo en un comercio y te han ayudado, piensa cuando has ido a pagar y te han dicho: “No hombre no, esto no se cobra”. ¿Dónde crees que vamos a ir cuando necesites un producto o servicio que venda ese negocio? ¿Y a cuántas personas les has contado esta historia?

Capacitar al personal

Capacitar a tus empleados es vital. Los empleados deben ser serviciales, corteses y estar bien informados.
Puedes hacerlo tu mismo o contratar a alguien para entrenarlos .

Siguiente paso, acompañándolos en el proceso de atención

Por ejemplo, si alguien entra en tu tienda y te pide que le ayudes a encontrar algo, no te limites a decir, “Está en el pasillo 3”. Acompaña al cliente al lugar y esperar y ver si tiene preguntas sobre el mismo, o mejor, necesidades.

Sorpréndelos

Ya se trate de un cupón descuento para un futuro, información adicional sobre cómo utilizar el producto o una sonrisa genuina, a la gente le encanta conseguir más de lo que pensaban recibir. Y no creo que un gesto tiene que ser caro para ser eficaz.

El buen servicio al cliente paga grandes dividendos

Si se aplican estas ocho simples reglas consistentemente, tu negocio va a ser conocido por su buen servicio al cliente. ¿Y la mejor parte? Con el tiempo, este gran servicio traerá más clientes como nunca lo hizo.

Si deseas que te avisemos de la publicación de artículos como éste, puedes suscribirte al blog y recibirlas antes que nadie: SUSCRIPCIÓN