Ser autónomo no es sencillo,  por eso es que hay que tener en cuenta distintas circunstancias con el fin de proteger y cuidar nuestros derechos y los de nuestra familia. Con la contratación de un seguro de protección jurídica de familia, conseguirás que haya una protección jurídica por cualquier tipo de siniestro. Hoy en el blog de Sure Service te lo contamos.

Cómo es un seguro de protección jurídica de familia

El seguro de protección jurídica de familia cuenta con distintas coberturas como por ejemplo:

  • Asesoramiento telefónico: recibirás asesoramiento de inmediato por parte de expertos en derechos jurídico para que puedan guiarte antes de tomar alguna decisión.
  • Asesoramiento presencial: podrás acudir a los despachos de abogados expertos en jurídico con el fin de obtener ayuda en distintos asuntos.
  • Revisión y redacción de documentos: según las necesidades del contratante para que no tenga dudas sobre ello.
  • Defensa y reclamación: para todo tipo de conflictos como pueden ser por ejemplo los conflictos laborales, de pareja, con la Administración Pública, entre otros.
  • Conflictos hipotecarios: mediación en este tipo de conflictos por pagos hipotecarios.

Presupuesto seguros para autonomos

Cuándo contratar un seguro de protección jurídica de familia

Son muchos los casos en los que se puede requerir la ayuda y asesoramiento jurídico de expertos.

Pongamos algunos ejemplos:

  • Tienes que ir a una reunión con la comunidad de vecinos y quieres asesorarte sobre qué sucederá si te opones a una decisión.
  • Quieres contratar a una empleada de hogar pero no sabes cómo va lo de la Seguridad Social.
  • Tu pareja tiene un accidente de tráfico mientras va a su trabajo. Asesoramiento sobre cómo actuar en esos casos.
  • Redacción de documento para solicitar indemnización por pérdida de equipaje.
  • Redacción de documento por cese de actividad laboral.
  • Derechos y deberes en la gestión de un ERE.
  • Asesoramiento en divorcio y custodia de hijos.
  • Despido de trabajo.
  • Separación de bienes.
  • Problemas en el hogar de cualquier índole.
  • Mediación por conflictos hipotecarios.
  • Reclamación por mala praxis o en defensa del consumidor.

Para que las cosas queden más claras aún, el seguro de protección jurídica de familia puede brindarte estos ejemplos de coberturas:

  • Asesoramiento a distancia
  • Asesoramiento en documentos legales
  • Defensa penal
  • Defensa en derechos laborales
  • Conflictos de pareja
  • Reclamación de daños no contractuales
  • Defensa subsidiaria de la responsabilidad civil
  • Conflictos contractuales en el hogar
  • Conflictos no contractuales en el hogar
  • Defensa con empleados de hogar
  • Defensa del consumidor
  • Reclamación de conflictos en comercio electrónico
  • Reclamación incumplimiento de coberturas de otros seguros
  • Defensa en Administraciones Públicas

En resumen

El hecho de ser autónomo hace que tengamos que tener en cuenta todos estos detalles ya el trabajador por cuenta propia está mucho más desamparado en cuanto a sus condiciones generales.

En este caso, el seguro de protección jurídica de familia no sólo va a proteger al asegurado sino también a su familia. Como en todos los casos se tendrá un máximo de cobertura que generalmente suele ser de unos 10 mil euros, aunque puede llegar a variar de una compañía aseguradora a otra.

Lo mejor es tener un asesoramiento previo a su contratación para saber si esta es la mejor opción para nosotros Solicita Presupuesto Gratuito

A %d blogueros les gusta esto: