Todo empresario sabe que en las empresas se cometen errores. Estos pueden ser ocasionados tanto por el jefe como por los empleados. Los errores y omisiones de los empleados podrían ocasionar grandes inconvenientes. Un ejemplo es una pérdida económica o una negligencia a un cliente. En estos casos hay que saber cómo actuar y estar preparado para ello. Hoy en el blog de Sure Service te lo contamos.

Qué es un seguro de errores y omisiones de los empleados

Por lo general, un seguro de esta naturaleza lo que hace es cubrir los inconvenientes que se den en la actividad por esos errores u omisiones. Se considera que éstos pueden ser causadas por el dueño del negocio, por el empleado o incluso por un colaborador o contratista de la empresa.

Las coberturas en estos casos dependerán mucho de la aseguradora. Así, se tiene por ejemplo la cobertura por juicios, honorarios de abogados, legales, etc. Por supuesto, como en todos los casos, con un límite concreto que quedará plasmado en la póliza.

Lo que se busca con ello es poder cubrir todos los gastos de las posibles reclamaciones por estos errores. Y que todo ello no llegue a perjudicar a la empresa en sí. Otra de sus grandes ventajas, es que permite que tanto el cliente como los empleados estén tranquilos y tengan confianza mutua. Saben que si sucede algo se podrá responder con ello.

Este tipo de seguro puede recibir otro nombre en el caso por ejemplo de un profesional médico. En este caso se le suele decir seguro de mala praxis.

presupuesto seguros para empresas

Por qué se necesita proteger los errores y omisiones de los empleados

Tanto los empleados como cualquier directivo son seres humanos. Esto quiere decir que todo el mundo comete errores, por lo que nadie está librado de ello.

Un bufete de abogados que pierde un papel importante, una empresa exportadora que se equivoca en el envío de un material, etc.

Pero más allá de esos errores tangibles, también están aquellos que pueden afectar a la reputación. Y por supuesto con ello, al futuro profesional de la empresa y del empleado.

Si no se tiene una cobertura de este estilo, se estarán corriendo con todos los riesgos. Estos riesgos pueden ser tanto financieros, como otros muchos más graves.

Contratación del Seguro

El momento para contratar este tipo de seguro es lo antes posible. Si se está por abrir una empresa será allí el momento ideal. Si ya se tiene una, pero no se cuenta con esta cobertura debes hacerlo ahora mismo.

Un error de cualquier índole podría costarte cerrar la empresa. Sin embargo, con este seguro se estará tranquilo y protegido en todo momento.

Es fundamental que en la póliza se lean muy bien las coberturas, y que éstas se adapten al tipo de negocio que se tenga. No es lo mismo el tipo de error que pueda causar un abogado que una empresa exportadora como vimos anteriormente.

En definitiva, protegerse de los errores y omisiones de los empleados y también de los directivos, es fundamental.

Solicita una revisión gratuita de los Seguros que tiene actualmente tu empresa. Solicitar revisión

A %d blogueros les gusta esto: