La oficina es un espacio en donde pasamos mucho tiempo. Por eso debe de ser un sitio en donde tanto nosotros como los empleados nos sintamos a gusto. En ocasiones sucede que la oficina es adecuada al inicio, pero cuando llegan nuevos integrantes se necesitan cambios.  Sea como sea reformar la oficina requiere de algunas acciones particulares que hoy en el blog de Sure Service te contamos.

Cómo reformar la oficina adecuadamente

Como con cualquier tipo de reforma, hace falta organización y planificación. De lo contrario se podría gastar dinero por demás o no lograr las modificaciones requeridas.

Piensa en lo que necesitas

Es el primer paso. Puede que tú como empresario tengas una idea clara de las modificaciones a hacer. Pero una buena idea, es consultar con los empleados. Ellos también están allí y pueden sugerir qué les haría falta para sentirse más cómodos.

Un ejemplo suele ser la cocina. Si tus empleados comen en la oficina, la cocina común es fundamental.

Todo ello debe de ir acompañado con un estado de situación de las instalaciones actuales.

presupuesto seguros para empresas

Determinar un presupuesto

Si no determinamos cuánto presupuesto podemos gastar para la reforma, entonces estaremos en problemas. Las reformas se pueden convertir en algo interminable.

Observa la economía de la empresa y piensa qué cantidad puedes invertir ahora mismo en todo ello.

Compara las empresas de reformas

Compara los presupuestos que te brinden las empresas de reformas. Este punto es fundamental.

Lo ideal es que sea una empresa con la que ya hayas trabajado previamente, que te genere confianza.

También cabe destacar aquí si la propia empresa de reformas se encarga de la solicitud de los permisos o no.

Y por otro lado, si hace falta trasladarse durante ese tiempo a otro sitio o se puede seguir trabajando allí.

Este último punto es muy importante porque va a afectar al presupuesto final. No es lo mismo poder quedarse en la misma oficina que alquilar una o que todos trabajen desde casa.

Funcionalidad y adaptabilidad

Cuando uno se pone a hacer una reforma, debe de pensar no sólo en el presente sino también en el futuro.

Piensa qué debe de tener la oficina para que se adapte por ejemplo a las nuevas tendencias y tecnologías. Así aprovechas para que se haga todo en la misma reforma.

Plazos para las reformas

Los plazos deben de ser claros. Si por ejemplo, tienes que alquilar una oficina provisional tendrás que saber por cuánto tiempo será.

Todo ello influirá en la economía final, por ese motivo, la empresa de reformas debe de ser muy seria al respecto.

Una vez que tengas la reforma realizada, comunícale a tu seguro de empresa las modificaciones realizadas. Esto te permitirá saber si hace falta añadir algún tipo de cobertura extra o no.

Reformar la oficina o cualquier espacio, requiere de mucha paciencia y dedicación. Si tomas las decisiones correctas, el resultado será más que satisfactorio. Y cuando te encuentras en un sitio agradable, el trabajo de tus empleados, es mucho más productivo.

A %d blogueros les gusta esto: