Es verdad que la recuperación económica todavía no se hace muy visible en los bolsillos de los ciudadanos, pero alegra saber que hay datos que llaman al optimismo. El último ejemplo es un informe de Deloitte, que destaca que el 44% de las empresas ha cerrado 2014 con un aumento en el salario de sus empleados (un alza media de 1,68%) y –mejor aún– prevé que el incremento de las retribuciones sea mayor este 2015 con un incremento medio estimado del 2,2%.

No es que sea una subida muy vistosa, pero el estudio “Tendencias e Incrementos Salariales 2014/2015” elaborado por esta consultora señala que el 61% de las empresas encuestadas tiene previsto mantener su plantilla durante este año. Solo un 11% hace planes para reducirla.

El informe hace especial hincapié en que la mayoría de los empresarios ve “fundamental” para la buena marcha de su negocio rediseñar sus programas de compensación económica para adaptarse a las necesidades del mercado y de sus empleados. De esta forma, el 30% de las empresas consideran importante mantener un nivel de competitividad salarial adecuado.

Para terminar, el estudio apunta que los colectivos en los que más han subido los sueldos son los departamentos comerciales y de operaciones y, por el contrario, ha existido una mayor contención en el de los administrativos.

A %d blogueros les gusta esto: