financiacion del autonomo

Ser trabajador por cuenta propia no es algo sencillo. Hay que prestar atención a distintas circunstancias con el fin de llegar al equilibrio en donde el trabajo sea realmente una fuente satisfactoria en todos los sentidos. Es así como uno de los elementos a analizar previamente son las fuentes de financiación del autónomo para conocer qué es lo que tienen a su alcance en el momento de poner en funcionamiento un tipo de negocio.

Fuentes de financiación del autónomo

Hoy, el blog de Sureservice vamos a ver cómo podemos aprovecharlas y cuáles son las fuentes de financiación más frecuentes en estos casos.

Dentro de las fuentes de financiación, encontramos:

Capital propio

Suele ser la base con la cual una persona que empieza un negocio cuenta. Son los ahorros o el capital propio que consigue y con el cual pone en marcha un negocio.

Cuando tomamos esta fuente de financiación propia por supuesto que es un gran riesgo en general, pero por otro lado, lo que nos ofrece es la libertad de no tener que estar dependiendo de otras entidades o personas para comenzar con nuestro negocio.

Presupuesto seguros para autonomos

Capital Privado externo

Otra de las posibles fuentes de financiación del autónomo es el hecho de solicitar un capital privado externo, es decir que sea un familiar o un amigo el que pueda invertir ese dinero para comenzar con el emprendimiento.

En muchos casos se estila ir hacia esta financiación previo al de otras entidades ya que de esa forma se tendrá mucho más organizado todo y no se tendrán que pagar grandes intereses.

Financiación de entidad bancaria

Es otra de las tantas posibilidades que existan. Se trata de una financiación básica en donde lo que se obtiene es un crédito en el banco.

En muchas entidades, existen además líneas especiales para los autónomos con muy buenos planes. Para poder acceder a ellos, hace falta que se cumplan algunas condiciones determinadas con el fin de lograr esa financiación.


Cómo ser un Autónomo Seguro

Seguros para Autónomos


Subvenciones

Si  bien cada vez son menos las subvenciones que existen para los autónomos, en muchos casos aún es posible aplicar en algunas circunstancias a ellas.

Generalmente suele ser para algunos sectores específicos así como también para jóvenes o nuevos emprendedores. Lo mejor es poder chequear las ayudas que existan en cada Comunidad Autónoma con el fin de poder llegar a ellas y aplicar lo antes posible.

Socios privados

Si bien en muchos casos no se ve como una solución o posible fuente de financiación, la realidad es que para poder llegar a ello, hay que analizar muy bien el tipo de socio privado que necesitamos.

En muchos casos se trata simplemente de un socio financiero, es decir que coloca dinero mientras que en otras circunstancias es una persona que también va a participar en el día a día de la empresa.

Sea cual sea la decisión, estas son las fuentes de financiación del autónomo más frecuentes. Te recomendamos que las analices y que tomes las mejores decisiones antes de iniciar tu negocio.

A %d blogueros les gusta esto: