Elegir la base de cotización de autónomos no es algo sencillo. Son muchas las cuestiones que hay que tener en cuenta. Los expertos dicen que lo mejor es poder hacer una media anual y así tener una idea de la cotización. La clave es que esa base de cotización de los autónomos se mantenga sin modificaciones. Hoy en el blog de Sure Service hablamos de ello.

Qué es la base de cotización de los autónomos

Cuando nos referimos a la base de cotización de los autónomos es el importe que se elige para establecer su cuota.

Existe una cuota mínima y una cuota máxima. Según las necesidades podrá ser una u otra.

Por supuesto que a más cotización se tenga, mayor serán los beneficios y prestaciones. Se tendrá más prestaciones por desempleo, incapacidad temporal, jubilación, baja de paternidad, entre otros. A pesar de ello, la gran mayoría de los autónomos decide cotizar por la base mínima.

Presupuesto seguros para autonomos

Cómo se cambia la base de cotización de los autónomos

Según la normativa, existen cuatro fechas concretas en donde se puede cambiar la cuota de autónomos. Esto quiere decir que únicamente se pueden hacer cuatro cambios al año.

La realidad es que más que cuatro cambios, lo que hay son cuatro fechas en las que se puede hacer.

Puede que en la primera estimación, haya dudas al respecto. Lo que se hace en esos casos es modificar la base. Las decisiones en este aspecto no son definitivas, por lo que el autónomo puede llegar a cambiar de opinión. También puede ser que sus circunstancias cambien de un momento a otro.

En la propia web de la Seguridad Social, se pueden hacer estos cambios.

Los períodos para el cambio de la base de cotización son:

  • Del 1 de enero al 31 de marzo. Se hará efectivo el 1 de abril.
  • Del 1 de abril al 30 de junio. Se hará efectivo el 1 de julio
  • Del 1 de julio al 30 de septiembre. Se hará efectivo el 1 de octubre.
  • Del 1 de octubre al 31 de diciembre. Se hará efectivo el 1 de enero.

En esa parte de la web, se pueden hacer los cambios oportunos y por supuesto tener un justificante de los cambios.

Una opción, que muchos autónomos eligen es que la cotización vaya aumentando de forma automática y anual. Así, se irá incrementando según las bases de cotización del Régimen Especial.

Más allá de todo esto, hay que tener en cuenta que los autónomos no sólo deben de mirar la base de cotización. Hay otros aspectos también importantes como por ejemplo los seguros del Autónomo

Cuando un autónomo enferma, o llega a tener una incapacidad temporal, la prestación recibida suele ser muy baja. Es ahí en donde tener un seguro de autónomos puede ser realmente muy beneficioso. Se trata de sumar a la prestación un dinero extra brindado por el seguro en esos casos especiales.

Cada autónomo debe de velar por sus intereses y necesidades, pues no todos tienen las mismas actividades. Lograr un equilibrio en la base de cotización de los autónomos y un seguro, es lo ideal.

A %d blogueros les gusta esto: