Uno de los motivos por los que suelen quebrar las empresas es por problemas financieros. Por ese motivo es que es fundamental mejorar las finanzas de tu empresa para lograr el cambio y la estabilidad. Y aunque no es algo sencillo, tampoco es imposible. El el blog de Sure Service Vamos a analizar algunos pasos a seguir.

Tips para mejorar las finanzas de tu empresa

Estos son algunos tips para que mejores las finanzas de tu empresa y que de esa forma, no llegues nunca a la quiebra.

Optimiza la tesorería

Es fundamental que puedas prever los pagos y cobros que tengas durante el año. Si no tienes previsión, lo que sucederá es que aparecerán problemas de liquidez en momentos importantes.

En ocasiones, es conveniente cambiar los vencimientos de los pagos a los proveedores. Hazlo si de esa forma tus finanzas van a estar más organizadas.

También puedes reducir el inventario y ver si es mejor alquilar o comprar.

presupuesto seguros para empresas

Reducción de gastos generales

Hay que saber en qué área es la que se pueden mejorar los gastos y de esa forma reducirlos.

Recuerda que existen algunos gastos específicos que son deducibles con lo cual, aprovéchalos para hacerte con ellos.

Gestiona tu riesgo financiero

Cada gestión que realices, tiene una rentabilidad específica. Lo que se trata es de encontrar la de menor riesgo para ti.

Otra acción que puedes planear es la de diversificar. De esa forma tendrás mayor seguridad financiera general y lograrás tener un buen backup.

También es fundamental que puedas evaluar los resultados que obtienes en cada uno de ellos pues de esa forma, sabrás si podrían o no mejorarse.

Utiliza las tecnologías

El uso de la tecnología te ayudará a que estos procesos sean más rápidos y con mejores resultados. Por ejemplo, existe la banca online, la posibilidad de hacer facturas electrónicas, entre otros.

Todo ello te hará que haya una reducción general de los costes y que así tambié se aumente la productividad.

Operaciones de cobro

Mira cuáles son los costes y estructuras de cada una de las operaciones de cobro. En este hecho entran por ejemplo las pólizas de crédito, los préstamos a largo plazo, los aplazamientos, entre otros.

Revisar las condiciones de ventas con los clientes

Mira cuáles son las condiciones de pago que tienes con los clientes. Esto te llevará a evaluar también el sistema de facturación general para ver si es el adecuado.

Controla el riesgo financiero

Ten cobertura para todas las operaciones que vayas a realizar. Sobre todo cuando se traten de distintas divisas como por ejemplo el dólar.

Puede haber mucha diferencia entre una cotización y otra, por lo que vale la pena investigar al respecto.

Por supuesto que cada empresa es particular y necesitará unas condiciones específicas. De lo que se trata es de adaptarlo y de buscar la mejor forma para mejorar las finanzas de tu empresa. Y así, de esa forma, no caer en quiebra.

Recuerda que existen seguros específicos para empresas.

A %d blogueros les gusta esto: