vehiculos de alquiler

Al igual que cualquier coche que circule por las carreteras españolas, los vehículos de alquiler deben disponer de un Seguro de Automóvil que como mínimo tenga las coberturas que obliga la ley.

Analizamos los seguros de coche de los vehículos de alquiler

Cuando conducimos un vehículo somos responsables de los daños que éste pueda producir a las personas y a las cosas. La responsabilidad en este caso cae en el seguro de coche que tengamos contratado para ese vehículo.

El seguro básico de un coche de alquiler

Cuando alquilamos un coche en un Rent-a-Car o empresa de alquiler de vehículos, éste debe estar provisto de un Seguro que cubra precisamente la ocurrencia de cualquier accidente. Al fin y al cabo somos los “propietarios” temporales de ese vehículo y de lo que suceda mientras circulamos con él.

Ocurre que los coches de alquiler suelen llevar “de serie”, en el coste del arrendamiento un seguro básico o a terceros por el cual se cubren los daños que causemos cuando conducimos este coche a terceras personas o cosas. Pero ¿qué ocurre si el conductor desea contratar un seguro más amplio?

Si la persona que alquila el vehículo desea ampliar estas coberturas básicas, podrá hacerlo a través de la empresa de alquiler de vehículos o con una compañía aseguradora.

La cuestión clave aquí es el precio. Si, contratar garantías como lunas, robo e incendio o daños propios de un vehículo de alquiler cuesta mucho dinero. El motivo es bien sencillo y te lo explicamos a continuación:

  • Los vehículos de alquiler tienen una siniestralidad altísima, es decir, tienen más accidentes o sufren más desperfectos. (Esto es información).
  • Los vehículos de alquiler no son cuidados igual que un coche que es de tu propiedad (Esto es opinión).

El resultado es que estos vehículos generan muchos partes y suponen costes muy elevados a la compañía aseguradora con la que tienen contratado el seguro. Las empresas de alquiler de vehículos no pueden sino separar el seguro obligatorio de la contratación de coberturas extra para el coche de alquiler.

Lo peor de todo es el elevado precio que tiene el contratar garantías de daños propios y sobre todo, garantías a todo riesgo.

Una manera de abaratar el precio de la garantía Todo Riesgo de cualquier seguro de coche es a través de la contratación de una Franquicia. Las franquicias funcionan igual que en los seguros de automóvil de particulares: En caso de siniestro culpable o no tener un culpable declarado, el asegurado paga la franquicia contratada (300€, 500€, 1.000€, 2.000€ y hasta 3.000€) y el resto de la reparación la paga la Aseguradora. Para un siniestro que la reparación del vehículo cueste 1.200€ y teniendo contratado un Seguro a Todo Riesgo con Franquicia de 500€, el asegurado pagaría los primeros 500€ y la aseguradora los 700€ restantes.

Los seguros de los coches con alta siniestralidad como los de alquiler son caros. Si encima le añadimos las garantías de daños propios lo son mucho más. Ahora es el cliente el que tiene que tomar la decisión, si alquilar un vehículo con un seguro básico y hacerse cargo de la reparación del coche en caso de accidente o ampliar la cobertura a un Seguro a Todo Riesgo con Franquicia para vehículos de alquiler.

Por otro lado, las franquicias que se pueden contratar para este tipo de vehículos tampoco son bajas, eso si, cuanto mayor es la franquicia más barato es el seguro para nosotros.

La solución

La solución pasa por contratar:

  • Un seguro a todo riesgo con franquicia para estar tranquilos cuando conduzcamos un coche de alquiler.
  • Contratar una franquicia alta para que el coste del seguro sea lo más barato posible. Te puedes ahorrar muchos cientos de euros.
  • Contratar un seguro para la franquicia del coche de alquiler por solo 4€ al día y ahorrarte cientos de euros.

La diferencia de contratar una franquicia baja a una franquicia alta puede llegar incluso a las 4 cifras en un mes.

Nuestro consejo es que tengas el máximo de coberturas para el coche que alquilas a través del seguro con franquicia, te ahorres cientos de euros con una franquicia alta (hasta 3.000) y que vuelvas a estar tranquilo porque en caso de accidente tampoco tengas que pagar esa franquicia.

¿Necesitas más información sobre cómo asegurar la franquicia del vehículo de alquiler?

Puedes ponerte en contacto con nosotros rellenando el siguiente Formulario de Contacto y nosotros te llamamos!!!

A %d blogueros les gusta esto: